15/6/21

Revista GRADA (Junio 2021)

 Enlace al TEXTO



17/5/21

Documental "Gabriel y Galán", su vida y su obra, en Cáceres el 21 de mayo


 





Javier Feijóo y Joaquín García-Plata Quirós

Pasaba junto a un labriego


 

Revista GRADA (Mayo 2021)

 Enlace a artículo completo

10/5/21

I Día de las Letras Extremeñas, en Ceclavín, el 22 de mayo

Con un recuerdo muy especial y el reconocimiento a 

ELISA HERRERO UCEDA

Prensa:  Revista GRADA - Diario HOY - El Periódico Extremadura

Enlace a REPORTAJE

Enlace a Notas biográficas de Elisa Herrero Uceda
































En Ceclavín (Cáceres), 22 de mayo de 2021

I Día de las Letras Extremeñas

UN SUEÑO DE ROMÁNTICOS

Por Javier Feijóo  (Enlace a video)


¿Quién no ha oído alguna vez esta frase: “Quien no diga jierro, jumo, jacha, jigo y jiguera no es de mi tierra”?

El “extremeño” sigue vivo en la expresión oral de quienes se resisten a la colonización lingüística de foráneos que, con su intento de ridiculizar nuestra forma de expresarnos, pretendieron enterrarlo en el pasado.

Este pueblo, el extremeño, oprimido y humillado durante tantos años, esta “cara oculta de la Tierra, hoy levanta la frente presumiendo ante España y ante el mundo de su historia, sus paisajes, su cultura y sus ritos ancestrales, rechazando los complejos que otrora nos situaron en las posaderas del progreso.

Hoy por hoy, la globalización apunta en contra de la definición de un proyecto que antes nunca existió. Una idea que, aún en la mente de muchos, nunca llegó a materializarse. Un sueño de románticos castúos que deseaban la regulación gramatical y la oficialidad lingüística del verbo extremeño, para preservar una de las señas de identidad más importantes para un pueblo: Su idioma.

Y ahora, aquella idea o aquel proyecto inexistente, cuando menos, sigue siendo una ilusión. Una fantasía de rabiosa actualidad en la voz de todos los extremeños que espantan de su entorno los complejos y los miedos a expresarse con “...esos verbos qu’entavía están ahí, resquebrajaos pero enteros, como terrones pardos y castúos que no se runden con el paso de los años, manque quieran encerrarlos en el presiyo del tiempo los que vinieron d’ajuera con sus finolis palraos...”

Si el participio ha de ser “pasado”, olvidemos todos los “pasaos” (pero todos), porque si no flotará en el ambiente un “jeó a desengaño” cuando se invierta en arqueología arquitectónica y se ignore la arqueología lingüística. Pues si tan trascendente es para el fortalecimiento de la historia y la cultura de un pueblo la recomposición, trozo a trozo, de una muralla o un jarrón árabe o romano, cuánto más trascendente no ha de ser el evitar que bajo el pardo manto extremeño quede definitivamente sepultada su autóctona forma de expresarse, si, precisamente, es en el idioma donde reside el máximo exponente del reconocimiento externo a la potencia cultural de un pueblo.

“…Que nadie esconda sus versos

y arrrebusque la manera de contá sus ocurrencias

y sus jondos sentimientos,

pa que to’l mundo s’entere

qu’aquí no tenemos mieo

d’agarrá con mano firme

la jacha jecha de jierro

pa rebaná la corteza

qu’encorcha nuestro silencio.

Pa qu’en to’l mundo s’ascuchen

los poemas extremeños,

que se fraguan en el alma

con el yunque de los sueños

pa estrujá los corazones

con la juerza de sus versos.”

 

¡Extremadura!

No rejuyas de la voz de tus ancestros

Porque d’ella nus sentimos mu ergullosos

Los que palramos asina, porque semos extremeños.


GÜÉRFANOS DE VERBOS

¡Agilen p’alantre los que tién curtura!
¡Agilen p’alantre los que tién talento!
¡Qu’agilen delantre tos los qu’han leío
porque yo no pueo!
Na más soy poeta,
de los de nacencia, de los extremeños.
Y afilo mi pluma con la mi experencia,
y arrebusco, y jimplo, y escarbo’n los verbos.

¡Yo diré detrás con el mi magín
jilvanando versos!

Y es que yo cavilo:
Pa tirá del carro d’este galraero
a mí me s’ocurre que los ilustraos
tién que dir primeros.
Y aluego nusotros,
con versinos nuevos,
manque’n jarapales nus jagamos trizas
nuestros sentimientos,
pasino a pasino
jaremos sendero.

Y arrebuscaremos aquellas vereas
arrescondiínas por los nuestros pueblos;
castúas palabras, aquellas qu’antaño
icían los agüelos;
recaínos nuestros, los mesmos qu’hogaño
s’enrean con el tiempo;
y güenos poemas, versos qu’en la tierra jueron enraigaos
por jondos pensares de grandes maestros.
¡Versos qu’entoavía
nus calan mu adrento!


Porqu’Extremadura es tierra arrogante
qu’esparramó cielo
por los escondrijos más arrebuscaos
d’este firmamento;
y los que jacemos memoria
d’aquello,
con la savia nueva
de los nuevos versos,
a viejos poetas
jonramos sin mieo.

¡Agilen p’alantre los que tién curtura
y nus abran paso a los poetas nuevos!
Pa que asín s’empollen
nietos y bisnietos
de la nuestra galra...
...¡qu’entoavía hay tiempo!
Y palren asina,
y sin mieo manejen tos los nuestros verbos,
esos que nus jinchan el pecho d’ergullo
a los extremeños.

¡Qu’agilen p’alantre, qu’agilen con ganas
los que tién talento,
los que tién curtura,
los nobles, los güenos, los sabios maestros!
¡Naide s’acagace!
¡Naide tenga mieo!
Qu’asín arrejunde dende su nacencia
la juerza d’un pueblo
que labró los mares más arrebataos
y sembró caraite’n la tierra adrento
regao con sangre,
suores y esjuerzos.

Y asina emigraron nuestros campusinos,
nuestros labraores, los nuestros ancestros.
Y asina soñaron gorvel ergullosos
con una mijina de gloria y dinero.
¡Pero jueron tantos los que se quearon
durmios en el tiempo!
Su lágrima seca
dio retoños nuevos,
y endispués 

los nietos
y endispués

silencio.

Y quiciás por eso hoy endilgo un chillo
con toas las mis juerzas a ese nuestro cielo,
al desparramao por los escondrijos más arrebuscaos
d’este firmamento:
¡Gorvel emigrantes!
¡Gorvel extremeños!
¡Gorvel cuantiantes manque na más sea
pa la fiesta’l pueblo!
¡Gorvel con la galra qu’arrebujaína’n aquellos jatos
sus llevastis lejos!
¡Gorvel a la tierra d’aonde sus llevastis
la vos qu’andenantes l’ascuché al agüelo!

¡Gorvel emigrantes!
¡Gorvel cuantiantes pa danos aliento!

¿No veis que nusotros, los qu’aquí queamos,
los que reguñimos con nusotros mesmos
sin tirá con juerza del carro eschangao
d’este galraero,
dende que sus juistis pa esos andurriales,
pa esos otros pueblos,
semos unos probes
güérfanos de verbos?

26/4/21

Día Internacional del Libro en el CEIP Las Vaguadas

 Enlace: RadioEducarex





20/4/21

Revista GRADA (Abril 2021)

Enlace: Revista GRADA



16/4/21

¡Triste Soledá... con sus costaleros! - Recitada por Elisa Herrero Uceda

Elisa Herrero Uceda recita a Javier Feijóo

Enlace al Video: https://youtu.be/4ADQukthDqo



15/4/21

Teatro López de Ayala - 8 de abril de 2021

12/4/21

"Nando Juglar en La Habana". Teatro López de Ayala (Badajoz) 8 de abril


Con las colaboraciones de: 
Javier Feijóo y Duende Josele









5/4/21

Con Nando Juglar, en Jerez de los Caballeros


 

15/3/21

CONFINAMIENTO

 ¡Silencio! ¡Silencio! Badajoz... ciudad fantasma...  

Enlace a video: https://youtu.be/bx2MhHtSIqI

Grabación, Edición y Producción: MALPE ESTUDIO

Letra y voz: JAVIER FEIJÓO



Revista GRADA (Marzo 2021)












 Enlace: Revista GRADA

3/3/21

Celebrando el "Día de Extremadura en la escuela" (25/02/2021)

Mi agradecimiento y felicitación al Colegio Luis de Morales, Badajoz

Enlace: RadioMoralito

Enlace al Audio: http://www.ivoox.com/66232091




19/2/21

Soledad, esa fiel compañera


 




Soledad no equivale a tristeza,
no me inquieta sentirla a mi lado,
me acompaña cuando estoy cansado
y me alivia el dolor de cabeza.
 
No se queja si siento pereza,
si a deshoras estoy acostado,
si me enervo, si estoy enfadado,
si me río de alguna simpleza.
 
Soledad no es un sitio vacío,
está lleno de mí, de mis cosas,
sin hablarme en ella confío,
 
nunca miente, ni exige, ni grita,
está ahí, siempre ahí, a mi lado,
no preciso pedirle una cita.

JAVIER FEIJÓO

16/2/21

Revista GRADA (Febrero 2021)

Enlace GRADA


15/1/21

Revista GRADA (Enero 2021)


 











8/1/21

"Teatro de la Mar" de Sergio Román













PRÓLOGO 

Hablar de Sergio Román es hablar de pasión por el teatro y la poesía. Su formación en las distintas disciplinas de Interpretación, Dramaturgia y Dirección Escénica, y su participación en numerosos montajes nacionales e internacionales, le hacen acreedor de un curriculum envidiable, con una capacidad indiscutible para la creación artística y para su ejecución sobre los escenarios.

Tuve la suerte de conocerlo en al año 2009 cuando montábamos en Badajoz la obra “Las brujas”, del autor extremeño Luis Chamizo, que representamos en más de una treinta de ciudades de la geografía nacional. A partir de ese momento hemos compartido escenario en multitud de ocasiones, muchas de ellas interpretando a personajes de algunas de sus obras de teatro, y, otras muchas, compartiendo versos en tertulias y recitales de muy diversa índole. Tantos kilómetros juntos a nuestras espaldas y tantas horas interactuando sobre los escenarios hizo surgir entre ambos una entrañable y gratificante amistad dentro y fuera de las tablas.

Y mucho teatro y mucha poesía es lo que contiene este libro que ahora tiene el lector entre sus manos. Seis obras cargadas de idiosincrasia costera gaditana, con ese aroma andaluz inconfundible que nos trasporta a la Andalucía más humilde, profunda y arraigada.

Y ahora hablemos un poco de ellas:

LA AURORA DE BARBATE es, sin lugar a dudas, una magnífica semblanza de los habitantes de esa localidad gaditana. El cotidiano devenir del pueblo con sus mercados y habladurías, su ancestral tradición marinera inyectada en el tuétano de sus hombres y mujeres, las reivindicaciones de los pescadores frente a las medidas legistativas impuestas desde otras latitudes y el tráfico de la droga en el Estrecho, configuran el escenario donde se urde el drama amoroso de Mario y Carmen. Y de fondo, la tragedia del naufragio del Nuevo Pepita Aurora el 5 de septiembre de 2007, a 7,8 millas de Punta Camarinal, en Tarifa, cuando regresaba de faenar en aguas de Larache (Marruecos). Es para mí un gran honor formar parte de su elenco dando vida al personaje de D. Cristóbal, el armador.

Con PATATÚN Sergio Román nos transporta al puerto viejo de Barbate, donde los protagonitas, padre e hijo, ambos marineros, nos desvelan los misterios del atún, su pesca con la técnica de la almadraba (palabra árabe que significa “lugar donde se pelea o lucha”), la pericia con el cuchillo para el despiece (el ronqueo) y las muy diversas maneras de cocinar al “bicho” para su disfrute gastronómico. Todo ello concentrado en un jocoso diálogo propio de los hombres de la mar, con acento gaditano, evocador de historias y enseñanzas de sus antepasados.

LA LEVA nos sitúa en las playas de Caños de Meca el 21 de octubre de 1805, fecha en la que tuvo lugar la famosa batalla de Trafalgar, con la armada británica y sus aliados -Austria, Rusia, Nápoles y Suecia- al mando del vicealmirante Horatio Nelson, frente a la armada franco-española al mando del vicealmirante francés Pierre Villeneuve y el teniente-general español Federico Gravina. Los humildes lugareños, protagonistas de la obra, narran con horror los pormenores del forzado embarque de sus familiares (la leva) y la cruenta batalla que presencian desde la orilla. La obra es, en sí misma, una crítica mordaz a los enfrentamientos bélicos que desencadenan las ansias de poder y gloria de los gobernantes.

En LAS ESTRECHAS, Carmen y Fátima, desde uno y otro lado del Estrecho de Gibraltar, parecen conversar desde la distancia mientras desmenuzan sus sentimientos. Una, esposa de marinero desparecido mientras faenaba, y, la otra, madre de joven embarcado en una patera de la que nadie tiene noticias. Dramas simultáneos y cotidianos que se padecen en las costas de Cádiz y Marruecos sin visos de solución.

EL TARAF es para mí, sin duda alguna, una auténtica obra de arte. Combina todo el maravilloso espectáculo del flamenco con la fascinante magia del teatro, creando un espacio dramático cargado de fantasía en una mágnifica recreación de la famosa leyenda clásica alemana Fausto. “El espina”, protagonista de la obra, quiere ser bailaor y negocia su alma con el espíritu del flamenco. También en esta obra tuve el honor de participar representando a ese personaje de El Taraf.

EL MANCO ILUSTRE es un personaje de ficción, aunque bien pudiera haber existido en realidad. A modo de entrevista distendida y jovial por parte de una supuesta periodista, “Sánchez”, íntimo amigo del protagonista de la historia, va narrando la fascinante vida del personaje, experto almadrabero barbateño, hasta que consigue crear una cooperativa que satisface a todos los marineros que se dedican a la pesca del atún, alcanzando el respeto y la admiración de las más altas instancias de la sociedad.

Estas son las seis obras englobadas en este volumen, todas ellas estrenadas y representadas en numerosos escenarios con notable éxito de público y crítica, en las que conviven la ficción y las verdades como puños. Un teatro con un marcado fondo social y reivindicativo que muy pocos autores consiguen transmitir con la vehemencia y contundencia de Sergio Román.

Javier Feijóo

Mayo de 2020


"Y al fin la luz" IAN VICO

¡¡NOVEDAD DISCOGRÁFICA"

¡¡Altamente RECOMENDABLE"




25/12/20

MAÑANA

 

Mañana será otro día,

hoy ya será un nuevo ayé;

el ayé de hoy, antié;

y asín se pasa la vida.


-¿Qué es mañana?

-Pasaomañana d'ayé 

y ayé de pasaomañana.

Asina llegan las canas

y un bujero en la paré.


Mañana po la mañana,

si ya no te güervo a ve,

recuerda que hubo un ayé

al repicá las campanas.


Javier Feijóo

(Del libro "¡Asina! Sentimientos en castúo")

Enlace p'ascuchá'l poema: "Mañana"

16/12/20

Revista GRADA (Diciembre 2020)


 











Enlace: Revista GRADA

9/12/20

Maratones de lectura en homenaje a Manuel Pacheco en el centenario de su nacimiento















 











Enlace a video
Enlace a Diario HOY





º