29/7/19

Castúo, sí, castúo (Diario HOY, 29/07/2019)


25/7/19

En Casar de Palomero (Cáceres), el 14 de agosto

22/7/19

Con Nando Juglar, en Atalaya, el 8 de agosto



















Prensa:
Revista GRADA

Soneteando en sonsonete va el soneto










Soneteando en sonsonete va el soneto
con su son consonantado y consentido
como púgil con su pugna, compungido,
sin coartada cuarteando este cuarteto.

Reticente en su retórica, su reto
es prender su comprensión, ser comprendido,
conseguir este segundo de seguido
y terciar intercediendo ante el terceto.

Ahora estando sobre él, en él se eleva
la presión y la aprehensión, aprisionando
en su argot argumental sus argumentos.

Y llegando ya al final  ello conlleva
que el firmante con firmeza ha de ir firmando.
Y doy fe, firma Feijóo, con fundamentos.

Javier Feijóo

15/7/19

Revista GRADA (Julio-Agosto 2019)


12/7/19

YA NO HAY TRATO









Me pregunto cómo puedo desnudarme
en apenas el espacio de un soneto,
me refiero a desnudarme por completo
en un trato sin tapujos. Despojarme

de todo mi aditamento sin pararme
a pensar en consecuencias. Todo un reto
para mí porque aun mantengo algún secreto
y me siento receloso del desarme.

Pero debo conseguir romper el hielo
y venciendo mi pudor y mi recato
será fácil retirar el negro velo

que aun oculta ese secreto. Timorato
me confieso, no hay espacio, mi recelo
fue más grande que el soneto… ¡Ya no hay trato!

Javier Feijóo

1/7/19

En el Festival de la Sierra, el 6 de agosto.

De anacrónico te tachan, buen soneto










De anacrónico te tachan, buen soneto,
los poetas que no encajan en tu horma,
sí, aquellos, quienes no encuentran la forma
de enjaezar con arte un mísero cuarteto.

Y lo digo con el máximo respeto,
yo también a veces huyo de la norma
de la métrica y la rima, plataforma
donde el verso se conserva bien sujeto.

Pero dime, buen soneto, con tu ritmo,
con tu dulce melodía en mi cabeza…
¿cómo puedo resistirme a tus encantos?

Tu estructura se asemeja a un algoritmo
donde todo está ordenado con destreza
para dar satisfacción a mis quebrantos.

Javier Feijóo
º