27/1/07

Sin mí no eres nada


Respóndeme sin rodeos,
soledad que me acompañas,
verso a verso,
tan callada:

¿Seguirás a mi lado cuando el viento
azote aquella casa sin ventanas
en ese lugar que el tiempo
en las afueras de la vida me tiene reservada?

¿Compartirás conmigo ese aposento,
tras el gélido mármol encerrada?
¡Ya veo que no sientes miedo,
que no brota de tus ojos ni una lágrima!

¿Quieres ser la centinela de mis huesos
y la eterna compañera de mi alma?
¡Dirás que sí! ¡Ya lo creo!
¡Porque sin mí no eres nada!

Javier Feijóo

26/1/07

Contra - Reloj (Improvisación)

¡Deprisa!
En el tiempo de un minuto
me programo conseguir contra-reloj
escribir sin parar algunos versos
que compongan un poema.

Intento ordenar los más veloces,
aquellos que llegan a mi mente
ligeros de equipaje
y descarto a los más lentos,
esos versos que tardan en llegar
por el peso que soportan
con su carga de poesía.
Porque no puedo esperar, sobre el teclado
mis dedos se impacientan
contagiados por la rauda carrera del reloj;
y esos versos rezagados llegarían a destiempo.

Me autorizo potestad de tema libre,
tan libre como para no escribir de nada
si no quiero,
aunque, tal vez,
de nada me sirva escribir este poema,
porque, quizás, no será considerado como tal
a pesar de terminarlo justo a tiempo.

La opresión del minuto que se agota
me atosiga, me cercena el derecho de pensar.
El golpeo del tic-tac
es más sonoro a cada instante
sometiéndome a la prisa
y me acobarda,
me comprime los sentidos,
me diluye el pensamiento.

Las palabras se acumulan en desorden
como un rompecabezas con las piezas del revés,
descolocadas,
tan fuera de lugar como estos versos
que no son
y tal vez nunca serán
ni un poema en un tiempo prefijado
ni un prosaico acercamiento a la poesía.

Javier Feijóo

23/1/07

Congreso de los Diputados, 15 Enero 2007



¡Ah! ¡Qué pena de debate!
¡Qué lujuria dialectal!
¡Qué disparate!
¡Cuánta brújula vencida a un horizonte,
a un partido!
¡Cuánto timonel cautivo!

Mañana el sol brillará
tras la ventana de un pueblo
dormido al amanecer
y despierto por el ruido.

.

(Publicado en Diario HOY, Opinión, 23 Enero 2007)

22/1/07

Un mundo...(Utopía)





.
Demasiados mundos
para un solo planeta
y aún en ninguno está todo dicho.

Y quizás algún día
se fundan en uno
donde no haya ricos ni pobres,
ni existan fronteras.
Donde no haya idiomas
ni credos distintos
y reine la paz.
Donde no quepa la envidia
y el trabajo se remunere al peso
en la balanza del gozo de realizarlo
con monedas sin cruz.

Un mundo donde la oferta
siempre iguale a la demanda
para que en el cubo de la basura
sólo haya desperdicios.
Donde no se utilice la palabra libertad
porque nadie necesite utilizarla.

Un mundo donde el dolor
sea tan sólo un accidente
propio de la vida en sí
en el que no intervenga nadie más.
Donde sólo exista el vicio
de lo bien hecho, amando.

Un mundo donde no se utilice la mentira
más que como un gesto de piedad,
donde el reloj no tenga horas
y en el calendario
no existan números rojos,
porque todas las horas y los días
serán fiesta
para celebrar que respiramos.

Un mundo donde vivir a pierna suelta.
Un solo mundo, al fin y al cabo.


Javier Feijóo

19/1/07

Chamizo, siempre



A "La Nacencia",
de Luis Chamizo
Por Rosa Lencero
(Para Javier Feijóo)

Ya se ha agachado la luz del sol en el cerro,
parece una naranja abierta entre la tierra
y un enorme cacho de cielo.

¡Cómo surgen en el camino esas yerbinas
sin importarles el ritmo del tiempo!

Y el trigo, más rubio, tiene el pelo revuelto
de nubarrones que aletean en el aire
como las campanadas del pueblo:
si nació tan sola la Tierra
y nosotros somos dos fuertes sin miedo,
¿quién ha dicho que no sirvan mis manos
más que las comadres y los rezos?

Yo le dije acunándola en la tierra:
¿Irme y dejarte sobre esta cama de suelo
mientras los gorriatos pían
y la burra roe el silencio?

Señor, tú que lo sabes lo mucho que la quiero,
has obrado el milagro de esta nacencia
haciendo que la Tierra se pegue a su cuerpo:
ahora es tan hijo de la encina,
que le bautizó un regato las raíces del cuerpo.

“Dos salimos del chozo;
tres golvimos al pueblo.
Jizo Dios un milagro en el camino:
¡No podía por menos!”

.

18/1/07

La sombra del tiempo


Del tiempo su enorme sombra
va usurpándole a mi vida
sus momentos,
destensando y tensando su figura
con el arco que el sol desde el acaso
va curvando hasta el ocaso bajo el cielo,
cada día, día a día,
con su sólida inquietud
a paso lento.

Es la sombra de mi sombra que a diario
se me acerca desde el alba
y en la boca me da un beso
y se aleja quedándome en los labios
el carmín del arco iris
para darle color a mis recuerdos.

Javier Feijóo

16/1/07

Convenio "APLEX - Universidad de Extremadura"


CONVENIO UNIVERSIDAD DE EXTREMADURA Y APLEx (ASOCIACIÓN CULTURAL "ESTUDIO Y DIVULGACIÓN DEL PATRIMONIO LINGÜÍSTICO EXTREMEÑO")
FACULTAD DE EDUCACIÓN. UNIVERSIDAD DE EXTREMADURA
CAMPUS UNIVERSITARIO DE BADAJOZ

EXTREMADURA EN EL CENTENARIO DEL
"DIALECTO LEONÉS"

DE RAMÓN MENÉNDEZ PIDAL

PROGRAMA:

CONFERENCIA AUDIOVISUAL:
EL PATRIMONIO LINGÜÍSTICO EXTREMEÑO Y "EL DIALECTO LEONÉS" (1906) DE RAMÓN MENÉNDEZ PIDAL.
por Antonio Viudas Camarasa, Presidente de APLEX.

RECITAL DE POEMAS EXTREMEÑOS:
por los poetas Javier Feijóo y Rosa María Lencero, socios de APLEX.
coordina y presenta Guadalupe Castillo Benítez-Cano, profesora de Escritores Extremeños de la Facultad de Educación de Badajoz.

DÍA: 17 DE ENERO DE 2007
HORA: 11.00 h.
LUGAR: Salón de Grado de la Facultad de Educación. Badajoz

11/1/07

Esdrujuleando

En esdrújula leo algo estrambótico.
Pusilánime excusa de almas céreas,
inhábiles e incultas... ¡tan etéreas...
tan débiles... tan frágiles...! Y, gótico,

mi ánimo se duele de un mal ótico.

Fáciles se atribuyen a venéreas
escuálidas políticas aéreas,
inválidas e inocuas... ... Esclerótico,

híbrido entre catársico y fanático,

huéleme quien dolido, quien excéntrico,

tálmente como yo, y tan errático,

búscase entre el escombro. Su concéntrico
círculo de ministros, nada estático,

ávido me mantiene 'circunscéntrico'.


Javier Feijóo
Publicado en Diario HOY (Opinión, 12-01-07)

8/1/07

Insomnio

¿Por qué esta noche mis sueños se han dormido
y me han quedado fuera?

¡Tal vez el insomnio!

Me fastidia seguir despierto
en la despierta realidad
de esta noche plácida y abierta.

Hubiera preferido
gozar con la caricia del inconsciente
bajo las sábanas limpias y sedosas
de la nada.
Pero el insomnio inoportuno
me mantiene incorrupto
ante el ataque oclusivo del cansancio.

Hoy el insomnio, carcelero de sueños,
me incita a permutar
mi apacible descanso
por estos versos inocuos,
de todo punto inoportunos
a estas horas de la noche,
cuando debería estar durmiendo
como todo hijo de vecino.


Javier Feijóo

3/1/07

Rememorando

JUNIO de 2006: Zapatero anuncia el inicio del diálogo con ETA












Con anterioridad, el Periódico HOY, 8/03/2006, publicaba mi siguiente carta-soneto:

Abogar por la paz es tarea encomiable, como lo es el perdón. Pero, si “Historia es magistra vitae”, la prisa, como el olvido, no es nada aconsejable.

Al hilo del terror, vagas pesquisas
revelan una paz irreverente.
No cuajan las ofertas en mi mente,
no calan en España las premisas.

Tras más de treinta años, hoy las prisas
enervan el dolor, la voz candente
de un pueblo que sufrió pacientemente
políticas fatales e indecisas.

Ya va teniendo edad la Democracia
para enterrar con tino su desgracia.
Pero hay que obrar hurgando en la experiencia;

con buen talante, sí..., mas con paciencia.
¡Animo a quien sincero haga la apuesta
sin olvidar la sangre de la Cesta!

Después, quizás... la gloria.
Ya lo dijo Cervantes: “¿Quién ha nombre
si no consigue hacer más que otro hombre? "
¡No hay Paz si no hay Verdad en la Memoria!

Poco después, aunque escrito con anterioridad, el Periódico HOY, 11/07/2006, publicaba mi siguiente soneto-alegoría:

Divorcio en Primavera

1- Llora la margarita deshojada
2- y el sauce ¡cómo no... y de qué manera!
3- igual que la montaña en primavera
4- y los rayos del sol en la almohada.

5- Y llora la tormenta desatada
6- y el pez que a solas nada en la pecera
7- y el peldaño que cruje en la escalera...
8- y llora la mujer enamorada.

9- Y llora la mentira descubierta
10- y lloran en los dedos los anillos
11- y llora la mirilla de la puerta

12- y llora una canción por los pasillos.
13- Luego llora el amor a tumba abierta
14- cuando la noche cae tras los visillos.

La alegoría verso a verso:
Llora España (1), y el pueblo llano (2), y las promesas electorales (3), y la esperanza (4).Y llora el clima político (5), y el PP (6), y el terrorismo (7), y lloran las víctimas del terrorismo (8). Y llora el Gobierno-PSOE (9), y llora el Pacto por las Libertades (10), y lloran los observadores extranjeros (11), y llora el himno nacional (12). Luego llora la Paz (13), ante el futuro incierto (14) .



Pero antes, en el Periódico HOY, 10/06/2006, veía la luz mi siguiente carta-soneto:

Miedo al Terror:
Unos le llaman “vulneración del Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo”, y otros dicen que se trata de un “Proceso de Paz”, pero lo cierto es que el terrorista, entre tanto...

Podrá cubrir la Tierra con sus manos
y hurgar hasta sangrar todas sus venas;
podrá escupir mezclado con sus penas
el credo de fanáticos tiranos.

Podrá coser con odio a sus paisanos,
con odio y eslabones de cadenas;
podrá vivir exento de condenas
aun siendo el mayor cruel de los humanos.

Podrá desdibujar cualquier frontera,
resucitar fantasmas del pasado,
segar sin compasión cien mil cabezas.

Podrá aterrar a quien y cuanto quiera
armado con el miedo equivocado
de pueblos malheridos con tristezas.

Y entre tanto, en el Periódico Hoy, 7/07/2006, parafraseaba yo a Gabriel y Galán con el siguiente soneto:

¡Señol Jues, no haiga naide qu’embarre su sentencia!
¡Embargal de toas las muertes los avíos,
y las jocis afilás, los desvaríos
d'esas ansias desbocás de la impacencia!

¡Señol Jues, arrebañe’l jondón de su concencia!
De la lágrima y la sangre nacen ríos
que desaguan en un mar d’escalofríos
sazonando la venganza con pacencia.

¡Señol Jues, ya pué usté dir pasando más alanti!
¡Arrempuje usté p’alanti ya sin mieo!
Si tién culpa que la paguen al instanti.

Pero a vel, Señol Jues, no caiga usté’n el enreo,
ni en las mesmas junciones d’andenanti,
y agile con la Ley sin titubeo.

Después, ya bien entrado el otoño (Periódico HOY, 28/11/2006), el color del proceso adquiría distintos matices:

Soneto en color 'procesodepaz'

Dorado es el poder y azul la gloria
de quien ama el color de la palabra.
El poeta es del color ‘comounacabra'
y busca ese color para la historia.

Si es verde la esperanza, en gualda euforia
el mago es del color ‘abracadabra’,
y el negro es luto y muerte...¡tan macabra!
y el gris es siempre gris en la memoria.

La rosa timidez hoy se sonroja
ante un cielo violáceo que encandila;
y blanco es el papel que me acongoja

cuando la negra tinta se perfila
en el ocre quebrado de una hoja
bajo un viento otoñal envuelto en lila.

Pero antes, mucho antes, en mi libro "oCURRencias" (Autoedición, 2002) recogía el siguiente poema publicado en el Diario de Badajoz el 17 de Octubre del año 2000, bajo el macabro título "Nueve milímetros":

Interrogantes que martillean
el dilatado presente:
¿Quién será el próximo?
¿Dónde? ¿Cómo? ¿Cuándo?

Preguntas de cotidiana respuesta,
día tras día,
sembrando mártires
bajo el frío mármol
de sendas lápidas de libertad.

Con el gobierno de transición,
con el de centro,
con los de izquierdas o de derechas,
con todos desayunamos
los mismos interrogantes.

Y siempre la misma fórmula:
“Firmeza, confianza y convicción”.
La fórmula de los setenta,
de los ochenta, de los noventa...
y ahora, en los dos mil,
la misma fórmula.

Demasiado tiempo,
demasiada sangre,
demasiadas viudas y huérfanos
como para seguir creyendo
en la firmeza impasible,
en la confianza escoltada
y en esa añeja convicción
que ya no convence a casi nadie.

Minutos de silencio
(ya suman horas)
coros de multitudes
con manos blancas
a voz en grito implorando paz...
Y por respuesta,
fúnebre y tétrica,
la cruel medida:
Nueve milímetros
(mañana más).

¿Y hoy qué hay de nuevo?
¿La fiera herida?
¿Acorralada? ¿En su terreno?
¡¡Ingenuo error!!

La esperanza busca puertas abiertas
para poder respirar,
si se le cierran...
explotA

JAVIER FEIJÓO

º